AAFB: De los socios
Inicio Noticias Material Maqueta Modelismo tripulado AAFB en prensa Enlaces De los socios Contacto

En esta página tendrán cabida todos aquellos relatos o reportajes que los socios quieran aportar. La Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao quiere hacer notar que los contenidos aquí listados representan únicamente la opinión de los socios que firman las aportaciones, no representando en ningún caso la expresión oficial de la Asociación.

sábado, 6 de enero de 2018

Visita a Irizar. Por Carmelo Zaita

Visita de Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao a Irizar-
Ormaiztegi

8 de Noviembre de 2017

Introducción:

Una pequeña representación de nuestra Asociación estuvimos el pasado día 8 de Noviembre visitando las instalaciones fabriles de Irizar en Ormaiztegui; Destaco el amable recibimiento donde Mentxu Baldazo, con sus explicaciones dio un breve repaso a la historia y línea de producción de esta emblemática empresa. 

Entre los obsequios recibidos, es notable el libro sobre la historia de Irizar en Ormaiztegui en todo su centenario y como ejemplar único lo dejamos en la biblioteca de nuestra Asociación. Para la realización de éste articulo me he permitido entresacar algunas fotografías que no dudo harán vuestras delicias, en el recuerdo que muchos de nosotros tenemos hacia estos viejos autocares.


Inicios de la actividad empresarial en 1898
José Francisco Irizar Catarain junto con varios ebanistas se introduce en la construcción de carros y coches tirados a caballos de forma más o menos industrial allá por el año 1898, comenzando así la actividad de esta empresa que es la que conocemos hoy.

Son los hijos de éste emprendedor quienes dan el paso a la primera carrocería que alternarán con la producción de carros y aperos de labranza, con el apoyo de otros amigos e industriales como Patricio Echebarría de Legazpi, de larga tradición ferrona e industrial. Otros miembros de la familia también dan pasos en la construcción industrial de muebles y en la fabricación de motores eléctricos, como es el caso de Onena.

Miguel Mari Irizar ya es la cabeza visible en la empresa Irizar durante 30 años, tomando el objetivo de adaptar la tradición fabril a los nuevos tiempos; La empresa tiene ya un total de 200 trabajadores y es el que comienza a fraguar el proyecto cooperativista. 

Comienza la actividad carrocera. 1900.
Comienzan por adquirir una máquina de vapor para el funcionamiento de sus primeras máquinas y en 1918 ya disponen de energía eléctrica para el movimiento de las máquinas. En 1925 se profundiza en la modernización al adquirir un nuevo espacio industrial aprovechando la venta de un taller de herradura destruido por un incendio; José Francisco Irizar, el patriarca, fallece en 1926 a los 87 años.

Con los hijos al frente del negocio, comienza la modernización de la empresa, llamándose Carrocerías Irizar Hermanos, desarrollando y montando chasis metálicos para vehículos cuando el desarrollo de la automoción todavía convive con los medios de trasporte tradicionales. Los primeros autobuses y camiones se empiezan a fabricar en 1914, cuando la Primera Guerra Mundial permite un desarrollo significativo aprovechando las necesidades de los contendientes, por lo que permite abandonar las cajas tradicionales más parecidas a los viejos vehículos de tracción animal, además de adaptarse a las motorizaciones y desarrollo de la mecánica en general.

Autobús para la Empresa Quintela, de trasportes de Arredondo a Gibaja. Foto, Irizar
A la tracción trasera le sigue en 1934 la tracción delantera desarrollada por Citroen y la introducción del neumático, la electricidad y las cajas de cambios para velocidades más altas junto con los frenos hidráulicos que dan mayor seguridad y manejo de los vehículos. Las carrocerías por su parte, van abandonando de forma definitiva la madera y las cabinas de conducción se hacen cerradas y acristaladas.


Sobre estas líneas, un autobús Saurer, de 1951 y primer ejemplar con líneas curvas de 1952. Fotografías Irizar.
Afianzamiento empresarial. Llegan los primeros fabricantes.
Las casas constructoras americanas en primer lugar y posteriormente las europeas comienzan a desarrollar chasis más largos con seis ruedas, caso de Bussing, Wumag o MAN; Son ya técnicas muy desarrolladas sin que parezca haya nuevas tecnologías ni cambios.

El motor Diesel, presente desde 1923, tiene un arranque tecnológico importante, de tal forma que la casa MAN comienza a introducir ya en 1925 estos motores con sistemas de inyección desarrollados por BOCH.

Un Pegaso para Autobuses Aguinaga de Bolueta. 1957. Fotografía Irizar
En la década de 1930 se empiezan a establecer en el área de Barcelona constructores como Hispano-Suiza, FORD y General Motors, y poco más tarde comienzan en el País Vasco a desarrollar fabricaciones más pequeñas, con el nacimiento de algunas líneas de trasporte con dos o tres viajes diarios. Todavía no hay una fuerte demanda pero la marca Hispano Suiza ya desarrolla varias líneas de vehículos para atender estas necesidades. Es en este mismo año cuando una ley eleva notablemente los derechos arancelarios a la importación, permitiendo que fabricantes españoles comiencen a desarrollar amplias gamas de vehículos de todo tipo; En éste contexto, compañías como CAF y Euskalduna se introducen en la fabricación de autobuses lo que permite un notable avance industrial.


Sobre estas líneas, una carrocería sobre un Pegaso en 1957. A  la derecha, un autobús de dos pisos con motor Cummings para Autobuses Aginaga de Bolueta en 1952. Fotografias Irizar.


Comienzo de la Sociedad Irizar. Guerra Civil y Posguerra
Los hermanos Irizar, Jose Lorenzo y Cecilio comienzan a carrozar los primeros chasis en Guipuzcoa en 1928 con un autocar metálico para el trasportista Juan Apaolaza Osinalde de Gabiria con un chasis Renault con motor de 17CV y un capó en forma de morro de cocodrilo; La carrocería es de madera de acacia y olmo recubierta con planchado metálico de forma artesanal.

Un segundo autobús al año siguiente para el mismo empresario con matricula SS-7224 para 22 viajeros, incorpora faros de carburo y neumáticos Michelín. Poco antes de nuestra Guerra Civil, carrozan un camión de la marca Berliet propiedad de Cerámicas Zelaikua de la familia Telleria sobre un chasis adquirido en Barcelona, simultaneando la fabricación de ruedas y carros de caballos, junto con reparaciones de maquinaria y aperos agrícolas.

Poco después incorporan otros empleados en la empresa con los hijos de los fundadores, que se especializan en mecánica del motor y en plena Guerra realizan el carrozado de un autobús para Gabriel Odriozola de Beasain sobre un chasis Ford de cuatro cilindros.

La posguerra trae unas dificultades enormes en la obtención de todo tipo de elementos metálicos, que se une a las interrupciones del suministro eléctrico y el aislamiento sufrido por España en el abastecimiento de productos siderúrgicos de todas clases. El desabastecimiento generalizado, los cupos de chapa, y la crisis energética no lo pusieron fácil pero comienza la carrocería totalmente metálica y de producción propia.

Es en esta situación cuando en 1946 comienza el recambio generalizado en la familia Irizar y el asentamiento de la empresa que durará hasta 1953. El Plan de Estabilización de 1959 supuso la incorporación masiva de vehículos nacionales de nuevas marcas como Avia y Ebro, además de los importados; Es en éste contexto donde el esfuerzo de los hermanos Irizar comienzan a despegar con inventiva, iniciativa y trabajo artesanal, ocupándose de varias facetas del proceso: Oficinas y Ventas, Taller , Producción y Chapa.

La soldadura eléctrica en piezas de más espesor la realizaron prácticamente en secreto y sin interrupción en un local cerrado. En aquel momento no había perfiles prefabricados para la estructura, por lo que los refuerzos al hierro se ejecutaban en madera.

Muchos chasis viejos eran empleados para el recarrozado principalmente en vehículos ligeros y turismos, pero la satisfacción de las empresas con las soluciones aportadas, tiene la consecuencia de la contratación de más personal; Comienza la reconstrucción de otros vehículos, como la célebre furgoneta Rubia y automóviles de tres volúmenes, tanto en chasis fabricados, reconstruidos e importados.

La fabricación de autobuses. Año 1948.
En 1948 comienzan con los montajes de autobuses, cuya estructura es de madera y forro externo de chapa, aunque la falta de experiencia obliga a observar las realizaciones de otros talleres cercanos.

Autobús de dos pisos, con motor Pegaso para Bilbaina de Autobuses en su línea de Bilbao a Basauri. 1957. Fotografía Irizar.
El carrozado de un autobús sobre un chasis para La Guipuzcoana para cubrir diversas líneas locales entre Azkoitia, Zestoa y Zarautz con Donostia, le sigue en 1949 con dos unidades sobre chasis de la marca británica Bedford trasladados por medios propios desde Bilbao.

En 1950 comienzan a carrozar una serie de autobuses Saurer destinados al servicio de la Compañía de Automóviles Vascongados y Acha e Inchaurbe (Autobuese la Unión), siendo modelos de dos pisos con escalera interna. El gran paso se da en 1952 con la aplicación de una estructura semimetálica al carrozar un bastidor de la firma alemana Bussing para Autobuses Aguinaga de Bolueta, en un modelo de autobús urbano con menos peso muerto al aligerar su carrocería, con lo que admite mayor número de viajeros.

El taller se debe ampliar para darle la altura apropiada para la fabricación de autobuses de dos pisos que hasta ahora se terminaban en el exterior. Es en estos años cuando la empresa modifica su estructura para ser Sociedad Anónima con la incorporación de varios socios aportadores de capital, que permite disponer de un tamaño suficiente, incorporar tecnología y capital para las inversiones necesarias.


Autobus Saurer completamente trasformado para la Compañía de Automóviles Vascongados, con detalle de su interior.  1954. Fotografias Irizar
Nueva etapa de despegue industrial y conversión en Sociedad Anónima.
La industria guipuzcoana da un impulso decisivo con la fabricación de armas, utillaje, herramienta, máquinas de coser y agrícolas, y comienza la expansión hacia los mercados sudamericanos, americanos e Inglaterra, donde también comienzan a destacar la fabricación de repuestos para el automóvil al que seguirá la de bienes de equipo.

Un acuerdo alcanzado en 1956 con la firma italiana Orlandi junto con la construcción de nuevos pabellones y un poco más tarde con una ampliación de capital, la capacidad emprendedora de la familia Irizar y la reinversión del beneficio junto con el dominio de la actividad ayuda a que varios socios se integren en la empresa aportando su capital.

Es cuando se crea una Oficina Técnica que pocas empresas de este tamaño tenían en su época, mejorando maquinaria, calidad y diseño que son los objetivos que permiten construir cada vez mejores autobuses. La colaboración con la firma Orlandi permite obtener nuevos diseños y sobre todo especializarse en la fabricación de autobuses enteramente metálicos, con un pedido en 1954 para CAV, a pesar de las dificultades en la adquisición de material, pero que su desarrollo les permite un aumento de pedidos, consecuencia del impacto que supuso esta fabricación.

Gracias a una curiosa estrategia, traían algunos trabajadores de Orlandi a pasar sus vacaciones y así disponían de los conocimientos y cierta disponibilidad para la mejora de los procesos y formación de los trabajadores propios. Se comienza así en una escuela de aprendices que desarrolle este talento y poder surtirse de profesionales.


Desarrollan perfiles metálicos más ligeros y resistentes que permiten establecer líneas más depuradas con frontales más atractivos, incorporando parabrisas curvados y templados que se montan sobre perfiles de latón cromado. En 1956 incorporan el primer bastidor nuevo con un Pegaso de motor diésel para producir un autobús de dos pisos para Autobuses Aguinaga de Bolueta en su línea de Bilbao a Basauri.

Autobús de Garayar Hermanos en la línea Beraun-Ayete-San Sebastian  con motor Pegaso. Foto, Irizar 
Trolebús urbano para la Compañía del Tranvía de San Sebastian. Foto, Irizar

Nuevos desarrollos y evolución en el diseño. Año 1955
La realización de un Autopullman en 1957 con la reconstrucción de un chasis con motor delantero Seddon para CAV, con un diseño novedoso y en 1960 un nuevo modelo para  Autocares Samar, precisamente decidido por las buenas referencias que comenzaba a tener Irizar, si bien eran reconstrucciones de chasis, en este caso de uno con motor Leyland de serie Comet.

Entre 1955 y 1960 Irizar realiza carrozados más evolucionados y sobre todo se introduce en el mercado de los urbanos. Un encargo de la Compañía del Tranvía de San Sebastian para acondicionar varios autobuses ingleses de dos pisos en un solo piso y 12 metros de longitud. Tambien prepara trolebuses sobre chasis BUT, con puertas plegables con equipos Boch electroneumáticos.

Desde los inicios de ésta etapa empresarial, la relación con la CAV, La Unión y Autobuses Aguinaga fue decisiva, a la que añadirán AutoPullman SA y La Vergaresa, lo que les permite ganarse otros clientes en Madrid, Sevilla, Barcelona y Málaga, si bien es cierto que la evolución de la producción fue lenta.
Se vuelva a las ampliaciones de sus talleres y alargamiento de la jornada que permita producir un autobús al mes. La expectativa que se tenía con estas inversiones quedó lastrada por el déficit de equipos y bienes suministrados, con precios muy caros.

La diversificación con la producción de grandes furgones para trasporte ligero para Fagor y Caja Laboral Popular es parte de la supervivencia empresarial en estos difíciles momentos que permiten consolidar su posición, pero necesitando de un cambio más profundo en la meta fijada de producir autobuses para el servicio urbano,  discrecional y gran lujo.

Microbus Cielito carrozado sobre chasis Mercedes en 1965 para Trasportes Urbanos del Gran Bilbao (TUGBSA) TUGSA. Foto, Irizar
En la década de 1960 el Decreto de Ordenación Económica del 21 de Julio de 1959 y en consecuencia el Plan de Estabilización supuso la apertura al capital inversor  extranjero, siendo el principio de la expansión industrial, sobremanera en Guipuzcoa y su industria de accesorios del automóvil junto al desarrollo de bienes de equipo y ferretería. 

Fkota de autobuses urbanos para Trasportes Urbanos del Gran Bilbao con motor Pegaso-Comet en 1965. Foto, Irizar 
Modelo Korosti de 1972. Fotografia Irizar 

El inicio de la actividad cooperativa, impulsado en su origen por el Padre Arizmendiarreta en la Escuela Profesional de Mondragón constituye el núcleo fundamental de este movimiento, al que  los Irizar inspiran a promover para su empresa un cambio organizativo y empresarial de la mano de este nuevo modelo que tan buenos resultados está dando.

Autobus modelo Urko, de 1977,
con motor y chasis Volvo.
Fotografía Irizar.

Trasformación de Irizar en una Sociedad Cooperativa. Año 1962.
Un modelo  de negocio basado en la sensibilidad social con la reinversión del beneficio para crecimiento de la empresa, y la creación de una escuela de la que puedan proveerse de especialistas y profesionales, sustentas unas bases sólidas donde amparar el crecimiento buscado.
El 17 de Febrero de 1962 el Consejo de Administración acuerda trasformar la empresa en una  Sociedad Cooperativa; Ahora queda convencer a sus trabajadores para formar parte de esta nueva organización que toma de forma definitiva el 30 de mayo de 1962 con 48 socios fundadores en Irizar, Sociedad Cooperativa Industrial.

El 1 de Junio comienzan las actividades  en este formato societario y el 9 de Abril del año siguiente es aprobada la inscripción en el Registro Oficial de Cooperativas con el número 10.541, El activo de la empresa cesante se valora en 3.871.792,22 pesetas   y el pasivo en 1,641.112,04 pesetas.
Pasadas las primeras suspicacias de la nueva forma de trabajo, la implicación de los trabajadores y la previsión de nuevos contratos, se amplían los pabellones en 1500 m2  en 1963 a los que se suman otros 3000 m2 en 1964; La compra de nueva maquinaria y herramientas permiten un incremento productivo con el que se abren a la fabricación de otros vehículos, como es el caso de unos furgones metálicos para trasporte con destino a Fagor. 

De las nueve unidades de autobuses producidos en 1960 pasan a 35 en 1963, lo que obliga a incrementar la plantilla, doblada en cuatro años; Un esfuerzo notable en la inversión que crece en todos los aspectos, tanto en el mobiliario y edificios, como de maquinaria y herramientas.
En esta dinámica, uno de los aspectos mejor valorados por los clientes es  el servicio posventa, agrupando las piezas en tipos, sirviéndolos recambios de forma rápida y eficaz. Aunque le siguen otros proyectos, como el montaje de una fábrica de furgonetas frigoríficas en Urdiain, la recesión económica obliga a dar marcha atrás, y comprobando que el liderazgo de la empresa realmente está en los autobuses, con una competencia de otras firmas y marcas; Seida introduce la carrocería autoportante bajo licencia alemana, Pegaso junto con la italiana Viberti desarrolla otra carrocería para autobuses urbanos e interurbanos, de estructura integral en una sola pieza con el bastidor, dando más  robustez a la par que en la reducción de peso.

Desarrollo de nuevas carrocerías. Innovación tecnológica.
Irizar no se queda atrás, y en 1964 desarrolla un modelo unificado adaptable para el servicio urbano e interurbano montado sobre un chasis Pegaso con una carrocería de estructura tubular recubierta externamente de chapa blanca de primera calidad sujeta con remaches ocultos e insonorizado con masillas plásticas. Nuevas incorporaciones técnicas a los suelos con linóleo, recubrimientos interiores, ventanas de marcos de aluminio montadas en goma con la parte superior con apertura corredera y cristales y parabrisas de seguridad. Las puertas de cuatro hojas son de accionamiento neumático en los urbanos y de una sola hoja con bisagra en los interurbanos.

Autobús de dos pisos Dragon, fabricado en 1985. Fotografia Irizar
Con este modelo se persigue la estandarización, pero no propicia el ahorro en mano de obra que tenía como expectativa. Sin embargo estos modelos debidamente mejorados, tienen clientes en las empresas de trasporte urbano de San Sebastian y Bilbao.

Ahora lo que se empieza a trabajar es en el motor, caja de cambios y dirección para dotar de espacio suficiente al conductor y permitir también el mantenimiento; La solución la encuentran en el modelo Comet de Pegaso, con el acercamiento a la parte delantera de la maniobra de cambio de marcha, junto al volante y separando del motor el conjunto de la caja de dirección.

En 1965 carrozan un modelo de microbús que tanto éxito tuvo en el trasporte urbano de Bilbao, al carrozar chasis de Mercedes; Con 24 plazas sentadas y colores azul y marfil surcan durante tres décadas el paisaje urbano de Bilbao y alrededores. Todas estas iniciativas sin embargo, no sirvieron para conseguir la normalización que se buscaba para los autobuses interurbanos, aunque iban incorporando notables mejoras técnicas, como faros y nuevos limpia parabrisas, junto con butacas totalmente regulables para el conductor.

La aportación más importante de irizar en ese momento, estuvo en la introducción de la amortiguación con el sistema silentblock en sustitución de las ballestas, lo que permitió mejorar la accesibilidad de los viajeros.

Dos años más tarde, en 1967, presentan el modelo CAR/67 al que le sigue poco después, el CAR/98, realizado con diseño propio  con cierta elegancia y realizado sobre bastidores de origen Pegaso, incorporando otra novedad, el alumbrado interior fluorescente.

Reto tecnológico importante supuso carrozar los bastidores de DAF por encargo de Pullmantur, ya que estos no se mantenían rígidos como era hasta la fecha, sino que el carrozado debía soportar todas las cargas estáticas y dinámicas cuya dificultad estaba en el cálculo, ya que no había simuladores de cálculo dinámico, no pudiendo abusar de coeficientes de seguridad cómodos.

En estos años se carrozan unos nuevos autobuses, modelo “Tigrotto” que en el catálogo de Irizar presentan con la marca Dinam. Un modelo que llamaba la atención por sus curvaturas y proporcionalidad de líneas, con una dotación de lunas enteras templadas en el habitáculo de los viajeros; Fueron carrozados una única serie de diez vehículos para Pullmantur; Es el producto estrella de la época con el motor en la parte trasera y permite el salto hacia la estandarización de este tipo de vehículos, con el reconocimiento de la marca Irizar a nivel nacional. Con Viajes Juliá se logra expandir el mercado por Málaga y Barcelona exportando a Francia y Túnez.

Autobus moedelo Tigrotto, fabricado en 1967, presentados como Dinam para Pullmantur. Fotografia Irizar.
En 1969 se carrozan 14 Dinam que pasan a 223 en 1974, incorporando el aire acondicionado, lo que supone el despegue comercial definitivo para Irizar. Este modelo se deja de fabricar en 1977.

Autobus Century de 1995.  Fotografía Irizar.
Otros elementos que desarrolla nuestro fabricante son vehículos expositores para Fagor y oficinas ambulantes para Caja Laboral Popular sobre chasis de camionetas Mercedes, constituyendo vehículos específicos y únicos a nivel nacional. Otras carrocerías corresponden  a cajas de camiones para clientes como Muebles Danona y El Modulo, Aguas Insalus y Jabones Bilore.

Crisis empresarial. Abandono familiar.
Son años de cambios organizativos, en los que dirección y gerencia son apoyadas por una Junta Rectora; La gestión de la empresa, mas democratizada impide la toma de decisiones como hasta entonces, lo que trae los primeros desencuentros en la familia, siendo la consecuencia la desvinculación familiar del negocio. La promoción interna para cubrir puestos de gestión no es suficiente y hay que incorporar por primera vez personal venido de otras empresas, lo que obliga a compartir decisiones y poder, a lo que se añaden los movimientos sociales y continuas protestas en la calle por la mejora del trabajo y sus condiciones, lo que origina el abandono familiar de la empresa que habían creado. En 1980 se impone una crisis sectorial con la subida en los precios de los carburantes y materias primas, que obligan a buscar otras alternativas de negocio, con la fabricación de elementos calefactores, proyecto que genera grandes expectativas y ya totalmente integrada en el grupo Fagor-Ularco, expectativas truncadas por la falta de resultados y sobre todo por la separación de producción, gestión y comercialización, estrategia totalmente equivocada, que al ser abandonada crea fuertes tensiones en su dirección.

Esta crisis se agrava al abandonar en Mayo de 1986 uno de los gerentes que pasa con algunos trabajadores a trabajar para Susundegui de Alsasua, su competidor.

A pesar de los movimientos que se dan en el seno de la organización cooperativista, con la creación de Mondragón Corporación Cooperativa, en la que queda integrada Irizar en una estrategia de agrupamientos por sectores, no consigue enderezar la marcha, dando lugar a la sucesión de varias gerencias en poco tiempo y aumentado el desasosiego interno.


Ayer y hoy. Arriba un autobús de la Compañía del Tranvía de San Sebastian en una imagen del archivo de Unai Bravo, y a la derecha un flamante modelo de autobús interurbano de Bizkaibus en cocheras de EMB (Ezkerraldea Meatzaldea Bus, UTE formada por ALSA-TCSA y Transitia), en una fotografía de Carlos Cavia.


Nueva marca y logotipo para Irizar:
El centenario de la fundación de la empresa en 1989 se aprovecha para un cambio de imagen de la empresa, encargando a LAUKI-LAGEN Comunicación u estudio de su imagen corporativa, fruto del cual es la marca conocida ahora integrando la letra “i” con forma de asiento en un círculo, además de la creación de nuevos catálogos con la salida al mercado de su modelo Century.
Nuevos diseños y expansión. Autobus Century.

Es en la década de 1990 cuando las demandas de diseño y renovación encuentran acomodo en el diseño del autobús Century, así llamado por el centenario de la firma. Las dificultades constructivas tienen una consecuencia traumática en la desconfianza interna y el desmoronamiento de la gestión, no siendo capaces de asumir muchas e importantes novedades constructivas vinculadas al diseño estético; El relevo de la Dirección General se hizo necesario y es aquí cuando entra Koldo Saratxaga, persona que mejorará las relaciones y tomará un liderazgo absoluto sobre los cooperativistas, con un modelo organizativo más horizontal y participativo. El repunte de la situación económica y el esfuerzo en la creación del nuevo modelo Century, permiten convertirlo en el buque insignia de la marca, causando sensación en el mercado, además de incidir directamente en la reducción del tiempo de trabajo, una de las metas que siempre tuvo como objetivo la gestión familiar.

Autobus serie PB (Produktu Berria), comenzado a fabricar en 2001. Fotografía Irizar
El éxito de modelo permite la mayor apertura al mercado de la firma, en primer lugar al británico, seguido del francés y en 1995 y una vez asentada la empresa, la expansión se dirige a China y a Marruecos en 1997 con la marca Irizar Magreb; Al año siguiente le siguen Brasil y Mexico en 2001; La India con la marca Irizar TVS ltd y Africa en Septiembre de 2004, con Irizar Southern Afric ltd formando parte 100% del grupo.

Otro modelo irrumpe en el mercado, con una nueva versión, el autobús Irizar PB; Los premios y galardones le siguen a este esfuerzo de innovación, con diversos premios a la excelencia y al mejor autocar del año. La plantilla se incrementa con ocasión de la mayor producción y expansión, llegando en 2004 a las 2.600 personas, cuando 15 años atrás habían comenzado con 270 trabajadores, y de tener una modestísima presencia comercial internacional, pasa a  estar presente en 65 países, convirtiendo a Irizar en un referente de nuestra industria a nivel mundial.

IRIZAR GROUP en la actualidad:
Irizar es un grupo empresarial fundado en 1889 con presencia internacional, diversificado geográficamente e industrialmente, líder en el sector del transporte de pasajeros y una referencia en electromovilidad, energía, electrónica, conectividad y maquinaria rotativa. Un Grupo en crecimiento y que apuesta decididamente por la marca, la tecnología y la sostenibilidad.

El Grupo está formado por 7 marcas (Irizar, Irizar e-mobility, Alconza, Datik, Hispacold, Masats y Jema) que desarrollan su actividad productiva en 13 plantas de producción en España, Marruecos, Brasil, México y Sudáfrica a las que se suma un Centro propio de I+D que tiene como objetivo la investigación aplicada y desarrollo tecnológico de los productos y sistemas del propio Grupo.

Se trata de un Grupo sólido compuesto por más de 3000 personas, con presencia comercial en más de 90 países de los cinco continentes y una facturación superior a los 580 millones de euros.
Irizar, S. Coop es la empresa matriz del Grupo y su sede central se ubica en la localidad de Ormaiztegi (Gipuzkoa-España) donde también se encuentra Creatio, el Centro de Investigación y Desarrollo del Grupo.

  • Irizar :  Autocares integrales, híbridos y convencionales.
  • Irizar e-mobility:  Vehículos, sistemas y elementos para la electromovilidad de las ciudades.
  • Alconza :  Generadores y motores eléctricos. Generadores marítimos off-shore, hidráulicos e industriales para usos especiales.
  • Datik :  Soluciones ITS para la gestión de flotas de vehículos conectados.
  • Hispacold :  Sistemas de aire acondicionado para el sector de transporte en carretera y ferrocarril.
  • Masats :  Componentes y sistemas de puertas eléctricas y neumáticas, elevadores para PMR para el sector del transporte por carretera y ferrocarril.
  • Jema :  Electrónica de potencia, smart grids, centrales fotovoltaicas, solares, multiplexado, proyectos electrónicos de I&D y HMI.
  • Creatio :  Centro de Investigación y Desarrollo del Grupo Irizar, creado con el fin de potenciar las capacidades de investigación aplicada y el desarrollo tecnológico del Grupo, tanto para sus productos de marca propios como para los principales componentes de la carrocería.

Entre las plantas de fabricación en el mundo están:

Irizar Tianjin,  Irizar Maroc, Irizar Brasil, Irizar Mexico, Irizar Tvs. Ltd en India y Irizar Sudáfrica, además de las colaboraciones con otros fabricantes como Volvo y Nissan que les han permitido situarse en otros mercados como es el caso de Túnez, Venezuela, Israel, Portugal y Chile.

Modelos de autobuses:
A partir del modelo Century y el modelo PB, como autobuses de línea, la empresa se ha dedicado a una producción mucho mas sistematizada y normalizada.
La Gama de producto que actualmente fabrica se compone de:
• Irizar i8: Autocar de líneas de largo recorrido discrecional TOP y vehículos VIP
• Irizar i6s e i6: Autocares de líneas de medio y largo recorrido y discrecional
• Irizar i4: Autocar de cercanías y suburbano corto recorrido
• Irizar i3 le: Autocar low entry suburbano
• Irizar ie bus e ie tram : Autobuses 100% eléctrico para trayectos urbanos.

El último modelo en fabricación ha sido el i8, buque insignia de la familia Irizar, que en 2017 ha sido reconocido como mejora autocar del año en Europa.

Modelo i6 para viajes VPT. Fotografía Carmelo Zaita
Para finalizar ya, recordaros que las cajas de los funiculares de Artxanda y el de La Reineta también están fabricadas por Irizar para ser montadas sobre chasis, en el caso concreto de Artxanda con un chasis nuevo construido por CAF.

Modelo autobús urbano totalmente eléctrico, y fabricado para Trasportes Urbanos de Bilbao-BILBOBUS. Foto Josu Altzelai.
La Visita realizada el 8 de Noviembre en la matriz guipuzcoana en Ormaiztegi:
En las oficinas, Mentxu Baldazo, nos dio una explicación de la organización del grupo empresarial, tanto de las empresas que lo forman, como de plantilla, fábricas de producción, así como de las líneas internas de trabajo.

Las líneas de producción son seis, para sacar al mercado un ritmo de seis autobuses diarios; Están organizadas en la recepción d elos chasis y sus modificaciones para la producción de autobuses de 12, 16 y 18 metros, tanto en dos ejes como en tres, para las longitudes mayores; A estas se unen las líneas de chapa y construcción de largueros para cubrirlos con conformados de chapa y fibra de vidrio, montando así los paramentos.

Inmediatamente se realizan las instalaciones eléctricas, aire acondicionado y mecanismos oleo-neumáticos e interiorismo.

En las líneas de pintura es donde se impriman los conjuntos antes de darles las capas definitivas de pintura o vinilado si hay algún etiquetado especial.

Una oficina de pintura desarrolla las plantillas para realizar la pintura conforme a los diseños ofertados o pedidos por el cliente, así como de los resultados en pintura con la que decorar el autobús.

Diseño en una pantalla, de la pintura para un autobús de Bizkaibus 
Irizar I3 estacionado en la parada de Bailén 1 realizando servicios de Bizkaibus a Alto Nervión gestionados por PESALUR (UTE formada por PESA y PESA Bizkaia). Foto, Carmelo Zaita
La nave está separada por pabellones, accesibles entre sí por puertas de movimiento neumático que se abren y cierran de forma automática y separando las actividades. En la fábrica visitada hay un total de 300 personas trabajando, pero el conjunto de plantilla en Gipuzkoa ronda las 800 personas.



Espero haber satisfecho la curiosidad hacia esta emblemática marca situada en nuestra tierra y también que sepáis perdonarme algunos olvidos y posibles meteduras de pata, al realizar este artículo. Por último agradecer a Mentxu Baldazo y a su Dirección esta oportunidad de conocer Irizar.

Bibliografía:
Irizar- Ormaiztegui 1860-1970. Dos tomos. Ipar SL. 2013.
Irizar. People & Coaches Magazine. 10 Mayo de 2017
Enciclopedia virtual Wikipedia. Página web referencia Grupo Irizar
Fotografías procedentes del Libro Irizar 1860-1970 salvo las de autor, expresado en el comentario.

Irizar I4 sobre chásis Volvo operado por Euskotren para servicios de Bizkaibus en la plaza del Ensanche (cabecera de línea) efectuando un servicio de la A-3411 (Bilbao Aizkorri)

No hay comentarios:

Publicar un comentario